Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Tradiciones navideñas que generan un impacto positivo en la sociedad y el planeta

Gracias a la donación de nuestras cestas de Navidad hemos eliminado 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo y aportado 153 lotes de libros escolares para niñas refugiadas

Llegan las fiestas navideñas y en  Zubi Group siempre son momentos en los que celebramos la alegría de compartir nuestra pasión y el compromiso de trabajar por un futuro mejor. Tenemos tradiciones ya arraigadas, como la entrega de nuestra cesta de Navidad, una forma de transmitir el cariño y los valores del grupo a las personas que día a día trabajamos juntos para contribuir de forma positiva a la resolución de retos sociales y medioambientales. 

Y la mejor forma de transmitir esos valores que nos identifican es poner cariño y cuidado en todo lo que hacemos, desde nuestros pequeños actos, hasta la ejecución de los grandes proyectos… y nuestra cesta de Navidad no iba a ser menos. 

Un año más, hemos optado por hacer llegar a la comunidad Zubier una cesta de comercio justo con alimentos ecológicos, de primera calidad y saludables, una opción de consumo responsable de la mano de Intermon Oxfam, que supone un regalo especial para las personas que lo reciben pero que, además, contribuye a proporcionar un cambio en la vida de muchas familias. Lotes libres de plásticos que se preparan con el apoyo de personas que se encuentran en inserción laboral o tienen capacidades diferentes. Sin duda, regalos que más que un obsequio son un cambio positivo para el mundo.

¿ Y si donamos las cestas de Navidad?

Pero este año hemos querido dar un paso más con la finalidad de ampliar nuestro impacto positivo y hemos propuesto al equipo la posibilidad de realizar la donación directa de sus cestas  a dos causas concretas: la recogida de plásticos en nuestros océanos a través de Gravity Wave y el apoyo a la escolarización de niñas refugiadas a través del Programa Educa a una niña, de Acnur.

Retiramos 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo, el equivalente a 19.655 botellas de 0,5l

Más de 12 millones de toneladas de residuos plásticos pasan a formar parte de nuestros océanos cada año. El impacto que genera en el medio ambiente, la vida marina y los seres humanos es devastador e irreversible.

Gracias a la donación de nuestras cestas, desde Zubi Group hemos contribuido a la recogida de 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo, que equivalen a 19.655 botellas de 0,5l.

De esta forma, hemos colaborado en el cuidado y protección de nuestros mares y en la creación de un futuro libre de contaminación plástica. Tal y como afirman desde Gravity Wave, “no podemos cambiar el pasado, pero sí redirigir el futuro”.


Apoyo al programa “Educa a una niña” para erradicar la pobreza, el hambre y promover la igualdad

Con el propósito de generar un impacto social positivo, en esta ocasión hemos escogido un proyecto muy especial que implica el apoyo a la escolarización de niñas refugiadas a través del Programa Educa a una niña, de Acnur. La aportación realizada con nuestras cestas es el equivalente a 153 lotes de libros, o al salario mensual de 12 profesoras más una beca de apoyo para la escolarización de una niña

¿Por qué hemos elegido donar a este programa?  A nivel global de primaria, las niñas refugiadas suponen solo el 34% del total de niños refugiados escolarizados. Los efectos múltiples de la educación la hacen esencial para alcanzar muchos otros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), erradicando la pobreza y el hambre, por ejemplo, o promoviendo la igualdad de género y el crecimiento económico. Para millones de mujeres y niñas refugiadas de todo el mundo, la educación todavía sigue siendo una aspiración, no una realidad. 


Con esta acción queremos contribuir a reducir su vulnerabilidad a la explotación sexual y a la violencia de género, los embarazos de adolescentes y los matrimonios infantiles. Y es que, según la UNESCO, si todas las niñas acabaran la escuela primaria, los matrimonios infantiles caerían un 14%. Si todas acabaran la escuela secundaria el desplome sería de un 64%. Para las niñas y las mujeres refugiadas que se enfrentan a riesgos crecientes de verse forzadas a desplazarse, la educación es aún más importante. 

La educación juega un papel protector en las vidas de las niñas y desde Zubi Group seguiremos trabajando y poniendo todos nuestros recursos energía e ilusión para construir un entorno mejor para todos. 

Sin duda, estas navidades nuestras cestas están más llenas que nunca. 

Gracias a la donación de nuestras cestas de Navidad hemos eliminado 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo y aportado 153 lotes de libros escolares para niñas refugiadas

Llegan las fiestas navideñas y en  Zubi Group siempre son momentos en los que celebramos la alegría de compartir nuestra pasión y el compromiso de trabajar por un futuro mejor. Tenemos tradiciones ya arraigadas, como la entrega de nuestra cesta de Navidad, una forma de transmitir el cariño y los valores del grupo a las personas que día a día trabajamos juntos para contribuir de forma positiva a la resolución de retos sociales y medioambientales. 

Y la mejor forma de transmitir esos valores que nos identifican es poner cariño y cuidado en todo lo que hacemos, desde nuestros pequeños actos, hasta la ejecución de los grandes proyectos… y nuestra cesta de Navidad no iba a ser menos. 

Un año más, hemos optado por hacer llegar a la comunidad Zubier una cesta de comercio justo con alimentos ecológicos, de primera calidad y saludables, una opción de consumo responsable de la mano de Intermon Oxfam, que supone un regalo especial para las personas que lo reciben pero que, además, contribuye a proporcionar un cambio en la vida de muchas familias. Lotes libres de plásticos que se preparan con el apoyo de personas que se encuentran en inserción laboral o tienen capacidades diferentes. Sin duda, regalos que más que un obsequio son un cambio positivo para el mundo.

¿ Y si donamos las cestas de Navidad?

Pero este año hemos querido dar un paso más con la finalidad de ampliar nuestro impacto positivo y hemos propuesto al equipo la posibilidad de realizar la donación directa de sus cestas  a dos causas concretas: la recogida de plásticos en nuestros océanos a través de Gravity Wave y el apoyo a la escolarización de niñas refugiadas a través del Programa Educa a una niña, de Acnur.

Retiramos 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo, el equivalente a 19.655 botellas de 0,5l

Más de 12 millones de toneladas de residuos plásticos pasan a formar parte de nuestros océanos cada año. El impacto que genera en el medio ambiente, la vida marina y los seres humanos es devastador e irreversible.

Gracias a la donación de nuestras cestas, desde Zubi Group hemos contribuido a la recogida de 171 Kg de plástico del mar Mediterráneo, que equivalen a 19.655 botellas de 0,5l.

De esta forma, hemos colaborado en el cuidado y protección de nuestros mares y en la creación de un futuro libre de contaminación plástica. Tal y como afirman desde Gravity Wave, “no podemos cambiar el pasado, pero sí redirigir el futuro”.


Apoyo al programa “Educa a una niña” para erradicar la pobreza, el hambre y promover la igualdad

Con el propósito de generar un impacto social positivo, en esta ocasión hemos escogido un proyecto muy especial que implica el apoyo a la escolarización de niñas refugiadas a través del Programa Educa a una niña, de Acnur. La aportación realizada con nuestras cestas es el equivalente a 153 lotes de libros, o al salario mensual de 12 profesoras más una beca de apoyo para la escolarización de una niña

¿Por qué hemos elegido donar a este programa?  A nivel global de primaria, las niñas refugiadas suponen solo el 34% del total de niños refugiados escolarizados. Los efectos múltiples de la educación la hacen esencial para alcanzar muchos otros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), erradicando la pobreza y el hambre, por ejemplo, o promoviendo la igualdad de género y el crecimiento económico. Para millones de mujeres y niñas refugiadas de todo el mundo, la educación todavía sigue siendo una aspiración, no una realidad. 


Con esta acción queremos contribuir a reducir su vulnerabilidad a la explotación sexual y a la violencia de género, los embarazos de adolescentes y los matrimonios infantiles. Y es que, según la UNESCO, si todas las niñas acabaran la escuela primaria, los matrimonios infantiles caerían un 14%. Si todas acabaran la escuela secundaria el desplome sería de un 64%. Para las niñas y las mujeres refugiadas que se enfrentan a riesgos crecientes de verse forzadas a desplazarse, la educación es aún más importante. 

La educación juega un papel protector en las vidas de las niñas y desde Zubi Group seguiremos trabajando y poniendo todos nuestros recursos energía e ilusión para construir un entorno mejor para todos. 

Sin duda, estas navidades nuestras cestas están más llenas que nunca.